Press "Enter" to skip to content

Gobierno destacó la importancia de la apicultura en el Maule

Tanto el ministro de Agricultura, Carlos Furche, como el gobernador de Talca, Óscar Vega, coincidieron en la necesidad de proteger la actividad apícola.Foto referencial

“Sin apicultura no hay agricultura”. De esta manera, el ministro Carlos Furche, describió la importancia del arte de criar abejas y aprovechar sus productos, para la economía del Maule.

“Es una actividad esencial –dijo- porque las abejas hacen parte del trabajo de reproducción necesario para la agricultura. La Región del Maule es una de las que tiene mayor presencia de apicultura, porque dada su estructura productiva, requiere la polinización”.

El secretario ministerial de Agricultura entregó estas declaraciones durante el Primer Encuentro Apícola de la Región del Maule, que se realizó en el Centro de Extensión de la Universidad de Talca.

La cumbre incluyó un seminario de actualización de conocimientos, de carácter gratuito.

“(El encuentro) es muy importante porque ayuda a intercambiar experiencias, a saber qué se está haciendo en otras regiones del país y a tomar medidas en el ámbito de políticas públicas para impulsar el desarrollo del rubro”, precisó Furche.

Durante los últimos años, la apicultura en el Maule ha experimentado un notable crecimiento, consolidando su inserción en mercados internacionales como Alemania, Reino Unido y Francia, principales destinos de exportación de la miel chilena.

Desde Arica y Parinacota hasta Aysén, unos 10 mil productores se dedican a la apicultura, con altos niveles de calidad e inocuidad.

“El sector tiene una excelente perspectiva porque tenemos un estándar sanitario elevado y esa es una condición básica para producir una miel y derivados en condiciones de ser aceptados por consumidores de nuestro país y del mercado internacional. Tiene posibilidades de seguir creciendo en la medida en que se vaya profesionalizando. Necesitamos incorporar tecnología para darle valor agregado”, señaló el ministro.

Para el gobernador de Talca, Óscar Vega, la alta mortandad de abejas denunciada por diversos gobiernos y organismos internacionales, es motivo de preocupación. “Sin las abejas no tenemos cómo polinizar y si no hay polinización, no hay actividad frutícola. Por lo tanto, toda una industria que es potente en nuestra región, se ve afectada. Debemos proteger la apicultura como una actividad central para nuestro mundo rural”, afirmó.

Organizado por el proyecto APINOVA de la Universidad de Talca, con apoyo del Gobierno Regional y la llamada Mesa Apícola, el evento abordó el contexto estratégico del sector, orientaciones para una apicultura sustentable, oportunidades de mercado y manejo técnico en un entorno de constante cambio. Según cifras de la Odepa, el Maule cuenta con más de 63 mil colmenas.

“Formidable todo este aporte, porque por primera vez logramos vincular la excelencia académica -con especialistas en esta área que son de nivel mundial- con la realidad cotidiana de nuestros pequeños y medianos productores. Haber combinado ciencia, tecnología y saberes ancestrales genera una relación muy virtuosa”, manifestó el gobernador.

En el marco del encuentro, APINOVA también efectuó una Feria de Celebración del Día de la Miel, en la Plaza de Armas de Talca.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: