7.5 C
Linares
sábado, mayo 18, 2024
InicioReportajesPrimarias… ¿Vencedores o vencidos?: La manipulación de las estadísticas

Primarias… ¿Vencedores o vencidos?: La manipulación de las estadísticas

Fecha:

Otras noticias

Cierran Complejo Fronterizo Pehuenche desde este domingo por condiciones climáticas adversas

El Delegado presidencial regional, Humberto Aqueveque Díaz, sostuvo que,...

Deportes Linares no pudo ante el SAU que terminó jugando con 8 jugadores

A pesar de las expulsiones de tres jugadores de...

Columba de Opinión: Paga Moya

En medio de accidentes constantes, las decisiones para contener...

Manipular la información estadística es un ejercicio común y fácil… Especialmente en el ámbito político. Más aún si hay una elección presidencial de por medio. Peor si aquella batalla es tan reñida e incierta como la que se celebrará en noviembre próximo.

Los resultados de las primarias de ayer domingo, lejos de lo que pregonan los analistas políticos, no afianzó ni la campaña presidencial de Sebastián Piñera ni menos la de Beatriz Sánchez. Por el contrario, generaron aún más escepticismo a sus supuestos liderazgos.

Es cierto. Tanto el empresario como la periodista ganaron con holgura estas elecciones. Sin embargo, la cantidad de votos obtenidos por cada uno no les permite dar una señal de fuerza y confianza al electorado… especialmente a los millones de indecisos.

Veamos bien. La asistencia de votantes fue mayor a la esperada. En total asistieron a las urnas más de 1 millón 700 mil personas. Los miembros de los equipos políticos pensaban que, producto del partido de Chile en la Copa Confederaciones, no acudiría más de 1 millón de electores.

A pesar de ello, el número total de votantes y lo que ello significa en términos porcentuales de participación, sigue siendo demasiado bajo para los niveles de representatividad que debe tener un candidato presidencial.

Pensemos que el Servel informó que la cantidad de electores habilitados para sufragar en estas primarias ascendía a 13 millones 531 mil 553 personas a nivel nacional. Es decir, ayer domingo acudieron a las urnas un poco más de 12% del total de personas habilitadas para votar.

De ese millón 700 mil personas que asistieron a las urnas, sólo 1 millón 370 mil acudieron para manifestarse por uno de los tres candidatos de Chile Vamos, lo que representa sólo un poco más del 10% total del electorado habilitado.

Centrémonos en el candidato que, todos los medios, aseguran fue el gran vencedor de la jornada: Sebastián Piñera. El empresario se alzó como el aspirante presidencial de Chile Vamos obteniendo cerca de 800 mil votos; es decir ni siquiera alcanzó el 8% de los sufragios totales del electorado habilitado para participar en estas elecciones.

Analizando fríamente estos números ¿Alguien podría concluir que un candidato presidencial que alcanza 800 mil votos, de un universo total de 13 millones 531 mil 553 personas (lo que representa un escuálido 8% del padrón habilitado para sufragar) se alzó o afianzó como la más fuerte carta de gobierno?

Como vemos, a la luz de los resultados, ayer no ganó ni Piñera, ni Sánchez, ni menos Guillier (quien, pese a que su conglomerado no participó de las Primarias, seguramente será el principal contrincante del empresario RN en segunda vuelta).

En las primarias de ayer, sepan bien señores analistas, ganó la abstención; ganó el descrédito de la clase política; ganó la desazón y la desconfianza del electorado frente a los partidos y las propuestas de sus líderes; y ganó el recelo que despiertan las cúpulas de poder en la ciudadanía.

Sociedad de la Información

Anunciospot_img

Lo último

1 COMENTARIO

  1. Una idiotez tu comentario. No se puede extrapolar una eleccion sectorial a una general.
    Y menos concluir que los que no acudieron son indecisos. Ni menos que los que no van a votar es por estar en contra del sistema politico. La gran mayoria es por comodidad. Y quien gobernaria ¿un populista?