Press "Enter" to skip to content

Analista de la UTalca: “La solución al problema pasa por la capacidad del gobierno de entregar una respuesta rápida alejada de lo propio de su sector político”

El académico e investigador del Centro de Análisis Político de la Universidad de Talca, Mario Herrera, afirmó que bajar el precio de los medicamentos, disminuir el IVA, aumentar las pensiones y reducir el sueldo de las autoridades son medidas que apuntan en la dirección correcta.

El académico e investigador del Centro de Análisis de la Universidad de Talca, Mario Herrera, aseguró que las manifestaciones que se han vivido en Chile en los últimos días «surgen de un profundo malestar en la sociedad que las instituciones políticas no fueron capaces de contener».

A juicio del analista, la desconfianza en las instituciones, el desinterés en la política y la baja identificación política «son tres características del fenómeno». Sobre la primera, dijo, “se advertían niveles bajo de confianza no solo en instituciones de conflicto, como los partidos políticos, el congreso y el gobierno, sino que también en las instituciones de orden, como las fuerzas armadas y la iglesia. Incluso existe una caída en la confianza interpersonal. Conforme Chile avanzó en procesos de modernización, los individuos dejaron de confiar entre ellos».

Respecto al interés e identificación, acotó que “las encuestas muestran cómo las personas ven que los partidos políticos los representan cada vez menos y tienen menor disposición para participar en política. En el pasado, este tipo de malestar se canalizaba a través de las células de los partidos hacia los representantes. En la actualidad, los ciudadanos ven en los partidos una fuente de conflicto y no un agente capaz de solucionar sus problemas».

Esta crisis de confianza afirmó, «se ve reflejada en los toques de queda. Las personas ya no confían en el gobierno ni en las fuerzas armadas. Por lo tanto, recurren a sus redes de socialización primaria -los vecinos- para defenderse. En términos de movilizaciones sociales, la presencia de los militares en las calles sólo contribuye a polarizar a quienes participan de ella».

En ese sentido, aseguró que la solución al problema pasa por la capacidad del gobierno de entregar «una respuesta rápida y fuera de lo esperable para un gobierno de derecha. Es necesario un cambio de gabinete que incluya sacar a figuras que le afecten a Piñera, como el ministro del Interior y todos los ministros con declaraciones polémicas. Es necesario, también, un paquete de medidas y leyes rápidas. Bajar el precio de los medicamentos, disminuir el IVA, aumentar las pensiones y reducir el sueldo de las autoridades son medidas que apuntan en la dirección correcta».

Herrera concluyó el análisis explicando que “las personas votaron por Piñera en una promesa de eficiencia, de soluciones rápidas y de mayor crecimiento. El problema es que el crecimiento condicionaba todo lo demás. Esta promesa no se cumplió y lo que alcanzó a crecer la economía se distribuyó de forma desigual. Hay una clase media emergente en Chile, que hoy protesta, y que observa que su situación es producto de su esfuerzo y no de una red de protección social».

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: