Press "Enter" to skip to content

Advierten que COVID-19 y teletrabajo aumentan afecciones a la voz

La académica de la Escuela de Fonoaudiología de la UTalca, Gloria Benavides, explicó que debido al actual escenario, “ha existido un incremento importante de personas que presentan alguna patología vocal”.

¿Ha habido aumento de enfermedades en la voz a raíz de la pandemia? ¿Cuáles son esas enfermedades y cómo se producen? Son preguntas que surgen a raíz de la conmemoración del Día Mundial de la Voz 16 de abril.

La académica de la Escuela de Fonoaudiología de la Universidad de Talca, Gloria Benavides, explicó que debido al actual escenario, “ha existido un aumento importante de personas que presentan alguna patología vocal. Según la OMS, en 2020 el 80% de los pacientes de Coronavirus se recuperó de la enfermedad sin requerir tratamiento hospitalario. Sin embargo, uno de cada seis puede desarrollar un cuadro grave con dificultad para respirar (disnea) y pérdida de la calidad de la voz (disfonía)”.

Según Benavides, la voz se forma a partir del equilibrio de tres subsistemas, el respiratorio, laríngeo y resonancial: “Es el aire que sale de nuestros pulmones, el que hace vibrar las cuerdas vocales formando el sonido, luego se amplifica y se articula en la cavidad oral y nasal”.

La académica explicó que “con esta enfermedad la persona presenta algunos síntomas como fatiga vocal, opresión en el pecho, tensión laríngea, odinofonía (dolor al hablar) lo que va incidir directamente en los parámetros vocales, el tono, la intensidad y el timbre, haciendo que su calidad vocal se vea afectada”.

Por otro lado, dijo que si esta persona ha sido intubada, “las consecuencias puedes ser mayores, generando daños aún más severos, como patologías orgánicas, lo que hace que las consecuencias sean perdurables en el tiempo, afectado no solo la calidad vocal sino también su deglución”.

La profesora de la Facultad de Ciencias de la Salud de la UTalca, destacó que debido a lo anterior, “es importante visibilizar el rol del fonoaudiólogo. Tener dificultades vocales impacta en todos las esferas de nuestra vida, social, física, laboral, económica y emocional y nosotros como fonoaudiólogos podemos contribuir a mejorar la calidad de vida de esa persona, lo que nos hace sentir profundamente orgullosos de nuestras profesión”.

Teletrabajo

Por último, dijo Benavides, es importante recordar que no solo el COVID-19 genera patologías vocales, también lo hace el sobreesfuerzo durante la fonación. “Otra causa importante de disfonía ha sido el teletrabajo, producto del estrés, la postura y alta demanda vocal durante largos periodos, es por esto que si una persona presenta disfonía mayor a 15 días debe ser evaluado por un profesional especialista como un otorrino, ya que es necesario realizar una evaluación instrumental para visualizar la estructura y funcionalidad de los pliegues vocales con el fin de que el fonoaudiólogo cree un plan de tratamiento individual y adecuado a cada usuario”.

Un comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: