2.8 C
Linares
domingo, junio 23, 2024
InicioOpiniónOpinión: ¿Chile pinochetista o Chile despertó?

Opinión: ¿Chile pinochetista o Chile despertó?

Fecha:

Otras noticias

La politóloga Carla Alegría reseña el último debate presidencial desarrollado la noche de este lunes.

Si no lo vieron, se los cuento. A grandes rasgos los 6 candidatos a la presidencia se pararon anoche en el podium y bajo la programación de ANATEL y…:

-Yasna Provoste sigue sin apoyo de su partido y con muy pocos guiños de sus líderes. Ni su querida correlegionaria Ximena Rincón Presidenta del Senado, ni la ex presidenta Bachelet y tampoco el espaldarazo de Merkel de Alemania llegaron nunca. Al igual que en la acusación constitucional cuando fue ministra, Yasna está sola. De todas formas se le vio cómoda, aunque débil en el discurso. Sigue dejando de lado el fuerte que es ser la única mujer y poco provecho tomó de ello en esta oportunidad también. 

-El candidato Marco Ominami se decidió a atacar al candidato Gabriel Boric. Su vivaz discurso metódico y catedrático se vio forzado por la rabia a caer en las mismas actitudes que siempre lo dejan fuera de las mayores preferencias. Con un discurso moral y atribuyendo la tesis del Doctor House de que todos mienten se posicionó en la crítica y desde ahí no quiso salir. 

-El profesor Artés sigue enfocado en su realidad paralela con cierto ápice de inteligencia desmesurada con una visión de democracia bastante peculiar. Se le notó como en otras oportunidades que se irrita con facilidad y carece de un ritmo innovador en su discurso.

-Sebastián Sichel repuntó en sus planteamientos. Muy cómodo en el debate se mostró más cercano, decidido y sus ataques fueron mesurados hacia los demás candidatos. Alejado de la defensa del gobierno actual que pertenece a su coalición se mantuvo fuerte en ideas tendientes al centro. Más que Yasna en ocasiones. No obstante, las encuestas ya lo dieron por perdedor y ante el concepto del voto del gana gana sus probabilidades de repuntar quizás son bajas. 

-José Kast fue el mayor perdedor de este debate. Pero en esta ocasión no fue por autogoles de sus contrincantes sino que tiene que ver totalmente con errores no forzados de sus comentarios. Su rostro denotaba incomodidad y en comparación con otros debates va en decaída su discurso, tanto que al final del debate todos los demás candidatos se rieron de sus dichos en cámara. Se desplomó su performance quizás ante sus errores de discurso que están plasmadas en su programa y que al parecer no conocía, y por su puesto el apoyo al mundo pinochetista que ha sido altamente criticado.

-Gabriel Boric por su parte con una barba de película y una peinada estilo peluquín se plantó con tranquilidad. Se notó que estudió más. Que se preparó más para este debate  y que pudo ser estratega en esta oportunidad. Lo que le sumó puntos fue recoger discursos de los programas de sus contrincantes y visibilizarlos. Incomodó a los demás sin extralimitarse con exacerbar su comportamiento. Tuvo un respaldo fortalecido con quienes le acompañaron. Y fue el protagonista del debate. 

Parisi el séptimo candidato y el candidato outside e ineditamente no visible en toda su campaña no fue tema en este debate, posicionándolo en un plano fantasma. No se sabe cuánto pesa y cuál es el domicilio político de sus adherentes. Pero sin lugar a dudas, sus votos serán decisivos en segunda vuelta. 

Y así pasaron de gobernabilidad a cambio climático y de la mujer a la violencia, con toques de dictadura y democracia, entre otros temas. 

En lo personal, me pareció interesante la incomodidad de Kast, porque pensé que aquí cerraba su elocuencia y proyecté una mejor predisposición y preparación. Pero todo lo contrario. Y quien más me hostigó escuchar en esta oportunidad fue a Ominami, quien en general se daba el tiempo de llevar el debate a la profundidad de números y la conversación dialogante sobre temas reales en otras discusiones, pero que en esta ocasión se dedicó a refrendar el discurso odioso. 

Por lo pronto, las elecciones son en unos días y todo está en las manos de quienes se acerquen a votar. No coloco mis esperanzas en las personas, porque muchas situaciones se han manifestado con decisiones en estados democráticos irracionales y que contraen consecuencias para la humanidad desafortunadas. Tampoco creo que la suerte se juegue un gran papel en esto. Son números y es bastante fácil el sistema de votación para las presidenciales. 

Entonces, en término de política ¿puede darse que en Chile también se elija un próximo dictador? … Habrá que esperar a ver los resultados de la primera vuelta que para algunos los resultados ya han sido escritos en piedra y para otros muy a su pesar aún no saben pa’donde va la micro y no saben a cuál subirse. Lo que si tenemos certeza es que la segunda vuelta será ciertamente muy cerrada y políticamente polarizada. Y se traspasará en el plano social a un planteamiento de la discusión más violenta en las familias y en espacios públicos. Lo cual siempre es lamentable, porque el miedo es quien se apoderará de este escenario. 

Anunciospot_img

Lo último