Press "Enter" to skip to content

Sepa cómo es el proceso para la exportación de cerezas en temporada alta de esta fruta

Noviembre marcó el inicio de los meses más intensos de transferencia del cherry en el puerto de San Antonio, dado principalmente por la alta demanda desde China.

La cadena comienza con la cosecha en el campo y luego las cerezas van a la planta de producción, donde queda lista para ser transportada a puerto para su embarque.

El movimiento de cherry hacia el exterior representa un hito relevante para la exportación de fruta a nivel nacional. El puerto de San Antonio es el que más carga transfiere en el país, siendo la temporada alta de cerezas un proceso que une al campo chileno con una serie de elementos productivos que representan una fuente laboral para miles de familias.

Una de las empresas importantes en la materia es C&L Fruit, compañía familiar fundada en la década del 70 y que hoy tiene presencia en diferentes valles de la zona centro sur de Chile. En el 2017 integraron otros servicios además de la cosecha, ampliando su rubro con una planta de tratamiento de frutas y la gestión comercial para su venta hacia el exterior.

Según explicó Jorge Muñoz, gerente de Administración y Finanzas de C&L Fruit, “las cerezas son un tremendo desafío en temporada alta, la cual parte con la llegada desde el campo de cosecha hasta nuestra planta ubicada en el Fundo Las Pataguas, en Rengo. De ahí pasa por una serie de procedimientos como el lavado del cherry, la selección de las cerezas que cumplen los estándares para exportación, su control de temperatura y finalmente su embalaje en pallets donde queda lista para ser subida al camión para ser transportada al puerto”.

Por su parte Ariel Galleguillos, jefe de Logística y Operaciones de la exportadora C&L Fruit, señaló que “en el andén de carga se suben las cerezas a los camiones para el despacho de exportación de la fruta terminada que luego va en camino hacia el puerto de San Antonio. Es en ese lugar en el que se procede a la consolidación del contenedor, donde se estiban los pallets”.

“Los pallets se ordenan de forma paralela en el contenedor para que el flujo del aire funcione de manera correcta. La capacidad máxima y estandarizada a nivel mundial es de 20 palets por cada contenedor de 40 pies”, agregó Galleguillos.

Con respecto a la importancia de los actores involucrados en el proceso, el jefe de Logística y Operaciones de la exportadora C&L Fruit afirmó que “la comunicación con el transportista, la exportadora y el puerto de San Antonio cumple un rol fundamental para que podamos sacar del país las cerezas, para que así el contenedor llegue de manera óptima a los consumidores finales”.

Para esta temporada, C&L Fruit tiene proyectado transferir alrededor de 140 contenedores totales de cerezas, de las cuales las semanas 51, 52 y 53 de este año tienen estimado despachar un promedio de 40 contenedores por semana.

El viaje al puerto

Uno de los factores cruciales para la exportación de las cerezas es el traslado de la carga desde la planta de embalaje al puerto de San Antonio. En ese sentido, uno de los proveedores de C&L Fruit es Trans RO de San Antonio, empresa que cuenta con camiones especialmente equipados para este tipo de traslados en los que el éxito de la operación depende de la cadena de frío durante el trayecto y el cuidado de la fruta en su tránsito por la carretera.

Daniel Rioseco es un conductor de camiones que trabaja en Trans RO y desempeña una función clave para el arribo a puerto de la carga de cherry. En cuanto a su labor, comentó que “al terminar de cargar la fruta en la planta sellamos el contenedor y de ahí retornamos al puerto de San Antonio vía terrestre para dejar la mercadería”.

“Apenas cargamos el camión ponemos a andar el generador para mantener la cadena de frío. Las cerezas van a -5 grados celsius y entramos a puerto cuando nos dan la autorización para descargar. Como chileno me siento orgulloso de ser parte de esta cadena tan importante para el desarrollo del país”, añadió.

Por su parte Rodrigo Orozco, director de AGEC San Antonio, señaló que “para nosotros es muy importante participar del comercio exterior del país a través del transporte de carga de contenedores refrigerados. Somos parte de la cadena logística de un exportador que necesita enviar su producto desde el campo chileno al extranjero”.

Respecto al vínculo con el puerto de San Antonio, Orozco explicó que “para AGEC son un partner nuestro y hemos estado alineados con ellos en el trabajo de mejoras en la cadena logística de los transportistas y acortar los tiempos de espera de nuestros conductores. Puerto San Antonio nos ha abierto las puertas y estamos trabajando en conjunto para avanzar en este tipo de materias”.

En tanto Carlos Mondaca, gerente de Asuntos Públicos de Puerto San Antonio, aseguró que “es un privilegio poder presenciar cómo el campo chileno se enlaza con el mercado asiático a través de la exportación de cherry. La planta de embalaje de C&L Fruit emplea a unas 800 personas y en total son alrededor de 1.300 familias las que se ven beneficiadas en el proceso completo de esta empresa que produce y exporta cerezas al extranjero”.

“Quiero destacar el esfuerzo también del equipo humano de AGEC San Antonio y de la gente que trabaja en el puerto, los que finalmente permiten llevar a latitudes tan lejanas el trabajo realizado por cientos de chilenos”, manifestó el ejecutivo de la empresa portuaria.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: