Press "Enter" to skip to content

Con Cecilia hemos venido a apoyar al cabo segundo Brayan castillo, su esposa francisca, su hija y a toda su familia

El cabo castillo está con sus piernas amputadas por exclusiva responsabilidad de la conductora civil que lo atropelló por no conducir atenta a las condiciones del tránsito, a exceso de velocidad y en plena vigencia del toque de queda, mientras el cb2 castillo se encontraba cumpliendo su deber con su respectivo equipamiento y chaleco reflectante en apoyo a nuestros compatriotas en esa zona.

Producto del impacto, el vehículo civil aprisionó al cb2 contra la parte trasera del vehículo militar que estaba detenido en el punto de control, a tal velocidad que prácticamente amputó en el mismo lugar una de las piernas.

Lo que es incomprensible es que la fiscalía de Curicó haya indicado que el conductor militar, cuyo vehículo se encontraba detenido en tareas de control de toque de queda, y fue chocado por detrás, tenga responsabilidad en el atropello del cb2 castillo.

Es la misma fiscalía de Curicó, la que en octubre de 2019, prácticamente condenó a priori a un cabo por la muerte de un civil, manteniéndolo privado de libertad, siendo posteriormente declarado inocente al no haber participado en ese hecho.

Por tal razón, haremos valer todos estos antecedentes ante la justicia y he dispuesto que será el auditor general del ejército, general de brigada Eduardo Rosso, quien asuma su defensa penal.

Reitero mi apoyo a todos los soldados del ejército de chile, quienes por cerca de diez meses han estado desplegados desde Arica a porvenir, ayudando en esta pande

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: