Press "Enter" to skip to content

Cerca del 48% de las empresas están expuestas a ciberataques por funcionar con dispositivos de red antiguos

El reporte reveló que los activos de las organizaciones están envejeciendo o están obsoletos. De hecho, las industrias de tecnología, fabricación y automotriz son las que poseen los porcentajes más altos de envejecimiento y de dispositivos desfasados.

A raíz del confinamiento y aislamiento social por la pandemia de Covid-19, el trabajo remoto aumentó a nivel global. Esto ha provocado que las empresas se enfrenten a mayores riesgos de ciberataques y por ende, comiencen a enfocarse en cómo asegurar de la mejor manera sus redes para impulsar la continuidad del negocio.

La actual crisis sanitaria ha incrementado el consumo de ancho de banda, el cual ejerce presión sobre la red y agrava los desafíos existentes, creando una tormenta perfecta. Con un crecimiento del home office y el consumo de servicios de voz y video, la infraestructura de red y seguridad de las organizaciones se encuentra bajo una presión sin precedentes.

Este panorama fue analizado en el Informe de Perspectivas de la Red Global 2020 de NTT Ltd, que reveló que cerca del 48% de los activos de las compañías están envejeciendo o se encuentran obsoletos comparados con aquellas empresas que trasladan sus aplicaciones a la nube, lo que representa un aumento en comparación a 2017 donde la cifra fue solo del 13%.

De esta manera, queda al descubierto que los ciclos de actualización de las organizaciones están creciendo, pero sus estrategias de arquitectura de red y seguridad no están cambiando a pesar del paso a la nube, dejándolas a merced de los ciberataques.

“Frente a este nuevo contexto, muchas empresas necesitarán revisar sus estrategias de arquitectura de red y seguridad, operación y soporte de modelos para gestionar mejor el riesgo operativo. La infraestructura de red debe diseñarse y gestionarse adecuadamente para hacer frente a sobretensiones no planificadas, lo que requerirá una revisión de la nube y las instalaciones para reducir el impacto y la frecuencia de los cortes críticos para el negocio», aseguró el gerente general de NTT Chile, Guillermo Moya.

La pandemia introducirá cambios permanentes en la forma en que operan las empresas, incluida la implementación de espacios de trabajo inteligentes que tengan en cuenta el distanciamiento social dentro de sus oficinas físicas, y muchos continuarán adoptando el trabajo remoto.

De acuerdo con la investigación, las industrias de tecnología, fabricación y automotriz son las que poseen los porcentajes más altos de envejecimiento y de dispositivos obsoletos. De hecho, en 2019, alrededor del 69% de todos los activos del área tecnológica eran antiguos o se encontraban desfasados, mientras que el 44% de los activos de esta industria han caducado en los últimos cinco años, cifra más alta que en cualquier otro sector.

Es por ello que será clave mantener una red segura a medida que las oficinas abiertas y los espacios colaborativos continúen impulsando la adopción inalámbrica, que ha crecido un 13% este año.

Al respecto, NTT Ltd. recomienda implementar una sólida política de gestión de la seguridad y asociarse con un integrador de sistemas o un proveedor de servicios administrados para mantener la red y el estado del negocio.

«La red es la plataforma para la transformación digital empresarial. Debe ser omnipresente, flexible, robusta y segura para adaptarse fácilmente a los cambios comerciales, al tiempo que aumenta la madurez del entorno del soporte operativo. Para optimizar las operaciones, las empresas que utilizan un alto nivel de automatización e inteligencia de red, obtendrán una ventaja competitiva significativa y alcanzarán los beneficios de la economía de la nube de forma segura», concluyó Rob López, Vicepresidente Ejecutivo de Infraestructura Inteligente de NTT Ltd.

Un comentario

  1. testq testq 4 julio, 2020

    bla bla bla, pura basura en un comercial encubierto.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: