Press "Enter" to skip to content

Con llamado a trabajar “unidos como amigos” asumió la primera carabinera jefe de retén de la región

En una sencilla pero simbólica e histórica ceremonia asumió esta mañana la jefatura del retén de Gualleco, la suboficial Paola Salas Rojas, convirtiéndose así en la primera mujer de la región en tomar el mando de un destacamento policial.

El acto fue encabezado por el prefecto de Carabineros de Talca, coronel Sergio Carrasco,
junto al mayor de la cuarta comisaría Cancha Rayada, Sergio Figueroa, además del alcalde de Curepto, René Concha, y el personal de dicha unidad rural, ubicada a 45 kilómetros al nor poniente de la capital regional.

En la ocasión la autoridad policial recalcó los méritos profesionales y humanos de la nueva encargada sobre quien dijo “reúne todas las cualidades para desarrollar una gran labor en estrecho contacto con la comunidad y no tengo duda que así será”.

Por su parte, la suboficial Rojas, quien durante la ceremonia estuvo acompañada de su esposo e hijo, se mostró agradecida y orgullosa de su designación tras 28 años de carrera. “La desempeñaré con mucha responsabilidad, humildad y cercanía con toda la gente de Gualleco. Los llamo a trabajar unidos como amigos”, enfatizó.

Inmediatamente después de tomar posesión del mando, la destacada uniformada salió a recorrer las calles del pueblo guiada por el saliente jefe de retén, suboficial mayor, Claudio Saavedra, con el fin de saludar y presentarse ante los vecinos.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: