Press "Enter" to skip to content

Columna de Opinión: La bicicleta debería posicionarse como uno de los principales medios de transporte

La bicicleta debe posicionarse en las ciudades como uno de los principales medio de transporte. En las actuales circunstancias, el distanciamiento social es el nuevo mandamiento capital urbano junto a la movilidad sostenible. La bicicleta permite cumplir ambas.

Apostar por ella será clave para asegurar el distanciamiento que, seguramente, irá más allá de 2020. Un estudio de la Universidad de Harvard, que proyecta las dinámicas de contagio de la covid-19 hasta 2025, publicado en la revista Science, advierte que esta forma de autocuidado podría ser necesaria hasta 2022. En ese escenario, la cicla jugará un papel contemplado por la misma Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Siempre que sea posible, considere andar en bicicleta o caminar. Esto proporciona distanciamiento físico mientras cumple con el requisito mínimo para la actividad física diaria, que puede ser más difícil debido al aumento del teletrabajo y el acceso limitado al deporte y otras actividades recreativas”, aconsejó la organización.

Practicar ciclismo es una de las formas más fáciles que existen para hacer ejercicio, además de ser una de las más disfrutables y que más ayudan a reducir el estrés.
Por si fuera poco, este deporte ofrece una gran serie de beneficios para la salud de las personas que lo practican. Algunos de las principales son:

1 Mejora el tono muscular.- Su práctica constante ayuda a esculpir, tonificar, y reafirmar los músculos de la parte inferior del cuerpo, incluyendo los muslos, pantorrillas, cuádriceps y glúteos. Asimismo, favorece a la parte lumbar, abdominal, pectorales, hombros y espalda.

2 Mejora la circulación.- Debido al esfuerzo físico que provoca, nuestro riego sanguíneo se activa positivamente.

3 Fortalece el corazón.- Estimula y mejora nuestra salud cardíaca, reduciendo el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

4 Quema grasa.- Es una de las mejores opciones para bajar o mantener un peso saludable, ya que aumenta el ritmo metabólico, desarrolla los músculos y quema la grasa corporal que nos sobra.

5 Reduce los niveles de colesterol.- Está comprobando que andar en bici reduce nuestros niveles de colesterol LDL (también conocido como colesterol ‘malo’).

6 Fortalece el sistema inmunológico.- Su práctica facilita que nuestro cuerpo segregue sustancias químicas que producen sensación de bienestar y mejoran tu estado de ánimo. También favorece la creación de fagocitos, encargados de eliminar bacterias y células cancerígenas.

7 Disminuye el riesgo de desarrollar cáncer y diabetes.- Su práctica regular reduce el riesgo de padecer varios tipos de cáncer, como el de colon, próstata, páncreas y de mama. Además, disminuye cerca de un 40% las probabilidades de desarrollar diabetes tipo 2.

8 Mejor la oxigenación del cerebro.

9 Mejora la coordinación.- Favorece y mejora nuestro equilibrio corporal, así como el de los movimientos que requieren coordinación.

10 Ayuda a evitar lesiones óseas.- Fortalece los huesos, lo que ayuda a evitar lesiones o fracturas óseas. Su práctica es recomendable para personas con osteoartritis, ya que las articulaciones no sufren porque es un ejercicio de bajo impacto.

11 Ayuda a la reducción de la celulitis.

12 Aumenta nuestra capacidad pulmonar.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: