Press "Enter" to skip to content

Activa participación de Mindep-ind en plan de descontaminación atmosférica

Es indispensable formar una cultura social del cuidado de la calidad del aire que ayude a mejorar la salud de las personas y el desarrollo de actividades físicas y deportivas en ambientes limpios.

De acuerdo al Censo del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) aplicado en 2017, las comunas de Talca y Maule cuentan con una población de 270.078 habitantes, beneficiarios con el Plan de Descontaminación Atmosférica (DPA).
Este es un instrumento de gestión ambiental, mediante el cual se implementan medidas y acciones específicas con la finalidad de reducir los niveles de contaminación del aire, resguardando la salud de las personas.

​El PDA integra al Ministerio del Deporte a través del Instituto Nacional del Deporte, en su artículo N° 64, en materias relacionadas a la difusión y educación de la calidad del aire, que permitan realizar actividad física y deportes en un ambiente adecuado y libre de contaminación.

Del mismo modo, se aplican las restricciones en momentos de episodios críticos de Emergencia y Pre-Emergencia Atmosférica.

Con relación a las principales medidas de este Plan de Descontaminación Atmosférica para las comunas de Talca y Maule, la Seremi del Deporte, Alejandra Ramos Sánchez, indicó “como Mindep-IND estamos activamente participando de este plan, por cuanto la descontaminación ambiental nos compete a toda la comunidad. Para que las personas realicen actividad física y practiquen algún deporte, es fundamental hacerlo en un ambiente limpio que no afecte su salud. Este Plan de Descontaminación Atmosférica considera medidas tales como el reacondicionamiento térmico de viviendas, cuyo objetivo es disminuir el requerimiento energético de la población y la sustitución de sistemas de calefacción contaminantes por sistemas eficientes y con menos emisiones, reduciendo las emisiones a la atmósfera y las emisiones intradomiciliarias, entre otros”, precisó la autoridad del deporte regional.

Indicar que a las emisiones producto de la calefacción domiciliaria por combustión de leña, se agregan algunas actividades económicas o fuentes, tales como industrias, transporte y quemas.

Estos sectores contribuyen con emisiones de material particulado, aumentando el riesgo de efectos adversos sobre la salud de la población, privando a las personas de realizar actividad física y deporte, ante el riesgo de contraer enfermedades respiratorias.

Del mismo modo, la emisión de gases provenientes de industrias, transporte y quemas, son precursoras en la formación de MP2,5 secundario, por lo cual es necesario regular aquellos sectores que contribuyan a mejorar la calidad del aire y por ende, la calidad de vida de las personas.

​De esta manera, el DPA apunta a resguarda la salud de la población vulnerable, disminuyendo las posibilidades de contraer enfermedades y produciendo una disminución de gastos en salud.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: