Press "Enter" to skip to content

Cristian Ossandon declarado con demencia concede poder judicial a abogado en notaria de Linares

Camilo Muñoz: “Me parece insólito que Cristian Ossandon, quien está declarado en estado demente, se presente en una notaria de Linares para entregar patrocinio y conferir poder a un abogado que lo represente, cuando se supone que está en un estado de incapacidad, demencia y postrado, antes había concurrido a otra notaria en San Carlos para entregar un mandato judicial”.

Tras audiencia virtual realizada esta semana en el Tribunal de Garantías de Linares, se determinó no dar a lugar a la solicitud de la familia de Catita, a participar en las pericias psicológica y psiquiátrica al ex director del Tránsito de Linares, Cristian Ossandon, las que se van a realizar en Rancagua.

La familia de Catita, realizó la petición tras conocer las pericias realizada por personal de la Brigada de Homicidios de la PDI de Linares y Talca, donde se ha declarado a Cristian Ossandon, pareja de  Catherine antes de su muerte, en estado Psicótico y como querellante, pedían tener acceso a una pericia psicológica y psiquiátrica, la cual tiene que realizar el Servicio Médico Legal  de Rancagua.

Lo que ha sorprendido a la familia de Catherine Vásquez en esta audiencia, fue la representación del abogado de Ossandon, quien presentó un poder notarial firmado por  el ex director del tránsito en presencia del notario público Andrés Cuadra, en situación que la PDI determinó que Ossandon se encuentra en un estado Psicótico demencial e incapacitado para realizar trámites y comparecer ante tribunales a declarar por la muerte de su ex pareja el 29 de mayo de 2018.

Segun consta documentos firmados por Ossandon, él se presentó en una notaria de San Carlos a firmar papeles para conceder poder notarial cuando ya había sido declarado con demencia, y el 25 de enero, nuevamente se presenta ante el Notario de Linares Andrés Cuadra, para conceder poder judicial al abogado Atilio Macera, para que lo represente con todas las facultades legales en todas las acciones judiciales involucrado. (divorcio y querella por obstrucción a la justicia).

La familia de Catita, ha solicitado como querellantes, participar en las pericias psicológica a Ossandon ante las dudas que tienen sobre la real condición mental de él. Camilo Muñoz ha señalado, “él fue la última persona que vio con vida a mi hermana y nunca ha colaborado en la investigación, por lo que consideramos relevante conocer su real condición de Salud, pero hoy nuevamente se nos cierran las puertas y las dudas de una verdad y justicia por la muerte de Catita van a seguir en nosotros”.

Francisco Pulgar, quien participó en las pericias en el sitio del suceso de este caso, señaló “El caso de Catita en materia investigativa, dio cuenta de errores graves en el procedimiento y protocolos del trabajo de un sitio del suceso, situación que está establecida. Es por ello que más allá de querer reconocer o no los errores por parte del órgano persecutor y auxiliar, claramente generó cuestionamientos al trabajo, a la dirección de la investigación, generando una disconformidad no solo en la familia, sino en la comunidad Linarense, ante los hechos conocidos públicamente. Es lamentable de la vereda de las Ciencias Criminalisticas, el hecho que se pasen por alto protocolos que están estandarizados internacionalmente, no respetándose el principio de objetividad que consigna el Código Procesal Penal”.

“Por último, es contradictorio que uno de los testigos del caso el cual fue declarado interdicto, se presente con una defensa, donde cuyo patrocinio fue dado presuntamente por el testigo considerado no sano mentalmente”. 

“Todo lo anterior resulta peligroso para el sistema que por ley está obligado a investigar, donde no cabe espacio para asumir errores de forma o fondo, donde se presentan como un órgano de excelencia, donde su verdad y toma de decisiones resulta incuestionable, ante una ciudadanía que clama justicia” sentenció Pulgar.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: