Press "Enter" to skip to content

Por si las moscas, un Estado descentralizado y solidario debería.. Por Rodrigo Norambuena Ortega, candidato a convencional constituyente por el distrito 18

Que los agricultores lo están pasando mal, no cabe duda. La agricultura es una actividad compleja, que requiere precisión, sin embargo, se ve afectada por muchos factores externos y que no dependen de los agricultores, entre ellos el mercado internacional, las condiciones climatológicas y fitosanitarias entre otras.

Últimamente el rubro agrícola de la zona central del país se ha visto gravemente afectado, primero fue por las lluvias que provocaron  pudrición y hongos en diversos frutos, y ahora estamos frente a un problema mucho más complejo, pues se trata de una mosca (Drosophila Suzuki) que deja sus larvas en la fruta que se encuentra en “estado de maduración” a diferencia de otros insectos que atacan la fruta cuando ya está sobre-madura o en estado de fermentación.

La mosca también conocida como Suzuki es una plaga cuarentenaria (según resolución N° 3080 del SAG) deposita sus larvas en la fruta y estas se alimentan de la pulpa, provocando en definitiva que el fruto no sea comercializable lo cual constituye un duro golpe para el agricultor que durante meses trabajó en su producto que ahora se ve amenazado de comercializar por culpa de un mosquito. ¿Y qué podemos hacer frente a esta problemática? El día de ayer los agricultores de la provincia de Linares comenzaron a manifestarse exigiendo ayuda del gobierno. Claramente que cada agricultor tomado singularmente no puede hacer nada frente a esta “plaga” ya que la mosca se mueve de un lugar a otro (como el Virus que nos invade), por eso es que la solución debe ser de carácter colectiva y organizada, sobre todo si consideramos que estamos frente a una plaga en un territorio determinado.

Conforme con lo anterior resulta necesario analizar si nuestro país tiene las instituciones apropiadas para dar solución a esta problemática y en lo personal creo que tanto el SAG como INDAP son las llamadas a colaborar con la erradicación de esta plaga. La primera institución es la que está llamada a controlar y hacer monitoreo sobre todo preventivos. Quizás falló el SAG al no realizar un control preventivo instalando trampas y mecanismos de detección temprana de insectos, pero nada sacamos con llorar sobre la leche derramada. En este orden de ideas, si la plaga ya está en nuestra zona INDAP deberá tomar cartas en el asunto para dar una respuesta colectiva, asesorando a todos los agricultores con  asesoría técnica: determinando el producto con el que se debe fumigar, las dosis, periodicidad y otorgando  subsidios o ayudas para comprar los productos que erradiquen esta plaga.

Lo anterior no es más ni menos que exigir un rol interventor de Estado y esto es una demostración para los que luchan por un Estado pequeño, que incurren en la contradicción de recurrir a la autoridad “sólo cuando se ven afectados”. En consecuencia, es hora de pensar en un Estado solidario donde todos contribuyamos a la formación de éste para que, en caso de vernos afectados, nuestra contribución se nos devuelva como retribución. También es hora de pensar en la descentralización efectiva en donde las diferentes instituciones estatales se desplieguen por el territorio de forma organizada y eficiente para  solucionar  los problemas de la gente. Se trata en definitiva de comenzar a generar cultura colectiva, y la institucionalidad, en el nuevo Chile que queremos, está llamada a replantearse para realizar su trabajo de manera solidaria porque el problema de los agricultores es también nuestro problema. No nos queda más que apoyar las demandas de nuestros agricultores porque si mantenemos nuestras bocas cerradas seguirán entrando moscas.

Un comentario

  1. iuyoiy iyioyi iuyoiy iyioyi 18 febrero, 2021

    Es bien fácil decir «el estado debería hacer esto y lo otro» cuando no se participa de él, los políticos (o en este caso, los que quieren serlo) arreglan todo con la boca, pero cuando tienen el poder no arreglan nada. Los candidatos a constituyente, si respetaran a los votantes, no deberían andar prometiendo este mundo y el otro, porque no está en su poder concretar dichas promesas, deberían simplemente exponer sus credenciales para ser elegidos, en este caso ¿qué mérito tiene esta persona para que uno vote por ella? no veo ninguno, no lo conozco ni veo como conocerlo, en vez de andar «arreglando el mundo de la boca para afuera», hágase promoción basado en lo que ha conseguido en la vida, si es que ha conseguido algo.

    Y por último, el nombre del insecto que nombra es Drosophila suzukii y no «suzuki» como dice Ud., esa es una marca de autos, no sea ignorante.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: