Press "Enter" to skip to content

Ascendencia indígena y africana: algunos de los factores de riesgo en el desarrollo de Glaucoma

El 12 de marzo es el Día Mundial del Glaucoma y busca concientizar a la población sobre la importancia de realizar exámenes preventivos, pues no produce síntomas y si no se trata a tiempo, genera ceguera irreversible.

Sin síntomas, pero con consecuencias graves e irreversibles, así es el glaucoma, una patología que, se estima, afecta al dos por ciento de la población mayor de 40 años en Chile. Se produce cuando la presión al interior del ojo aumenta y en caso de no ser tratada a tiempo, deriva en ceguera.

Sin embargo, las cifras pueden ser más elevadas debido a que el actual escenario demográfico conjuga varios factores de riesgo: la ascendencia indígena, la ascendencia africana y población cada vez más envejecida.
Maylyn Sepúlveda, académica de la Escuela de Tecnología Médica, explicó que “por ejemplo, en las personas con ascendencia indígena, el ojo es anatómicamente diferente, es un poco más pequeño y esto tiende a generar una prevalencia mayor de glaucoma”, afirmó.

De acuerdo con los estudios, en el caso de quienes tiene ascendencia africana, la probabilidad de presentar glaucoma es cinco veces más alta, mientras que, en mestizos, es de 3,5 veces. En todos los casos, esta patología es silenciosa.
¿Qué hacer entonces? Para Sepúlveda la prevención es clave. “La persona se da cuenta solo cuando tiene algún tipo de daño y ese daño es irreversible, por eso es relevante el diagnóstico y el control previo. Ir a control oftalmológico anual es muy importante, especialmente en personas con factores de riesgo entre los que, además de los mencionados anteriormente, está ser mayor de 40 años y tener antecedentes familiares”, explicó.

Exámenes diagnósticos

Los profesionales de Tecnología Médica en Oftalmología son quienes están capacitados para realizar exámenes de control y diagnóstico para esta enfermedad. La académica de la UCM, Maylyn Sepúlveda explicó que el médico oftalmólogo, cuando tiene la sospecha de esta patología solicita, generalmente, tres exámenes: curva de tensión que mide la presión intraocular que es la que se eleva y genera el daño en el nervio óptico; un OCT que es una tomografía para ver en qué condiciones está el nervio; y un campo visual para ver si existe o no un daño en el nervio.

“Ninguno de los tres exámenes duele, pero la curva de tensión es más larga y para ella se usa anestesia porque se requiere un aparato que esté en contacto con el ojo y se toma tres veces al día y: en la mañana, a medio día y en la tarde”, puntualizó.

En los próximos meses, en el Centro Oftalmológico de la Universidad Católica del Maule, la ciudadanía podrá realizarse exámenes diagnósticos a bajo costo. De acuerdo con Sepúlveda, “estamos en proceso de aprobación por parte de la autoridad sanitaria y ya contamos con todo el equipamiento para realizar los exámenes para glaucoma y para otras patologías. En oftalmología existen siete patologías GES y las que no están contempladas como el glaucoma, tiene tiempos de espera mayor, lo que se ha agravado con la pandemia a nivel nacional. Por ello nuestro Centro viene a aliviar un poco las listas de espera en el Maule”, aunció.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: