Press "Enter" to skip to content

Día de la Salud Bucal: alza de casos de cáncer preocupa a profesionales

Si bien no es la afección más frecuente, “el incremento en los casos de cáncer oral y su tardía detección en Chile dificultan tremendamente el manejo oportuno de esta enfermedad, lo que provoca mayores secuelas y más mortalidad”, dijo el profesor de la Escuela de Odontología de la UTalca, Daniel Droguett.

El 20 de marzo es el Día Mundial de la Salud Bucal. Según indica la Organización Mundial de la Salud (OMS), las enfermedades bucodentales constituyen una importante carga para el sector sanitario de muchos países y afectan a las personas durante toda su vida, causando dolor, molestias, desfiguración e incluso la muerte, además comparten factores de riesgo con otras importantes patologías no transmisibles.

Se estima que las enfermedades bucodentales afectan a casi 3 mil 500 millones de personas. El estudio sobre la carga mundial de morbilidad 2017 (Global Burden of Disease Study 2017), indica que la caries dental sin tratar, en dientes permanentes es el trastorno de salud más frecuente, y más de 530 millones de niños sufren de ello en las piezas de leche.

La académica de la Facultad de Ciencias de la Salud de la UTalca, Constanza Fernández, explicó que, según estudios epidemiológicos mundiales, la cantidad de personas con caries no tratadas a nivel mundial hace 20 años era cercana al 35%, cifra que no ha variado, “coronando a la caries dental como la enfermedad no transmisible que afecta a más población, sin distingo de edad, comprometiendo la función masticatoria y calidad de vida, generando miedo, ansiedad y experiencias desagradables, con grandes costos económicos para las personas y la sociedad”.

Según Fernandez, “quienes acuden al dentista lo hacen solo cuando tienen dolor o molestias. La atención dental, por tanto, se limita a eliminar las porciones afectadas del diente, con altos costos monetarios y una gran carga emocional de experiencias habitualmente desagradables. ¿Debe ser así o hay algo distinto que ofrezca la odontología del año 2021? Definitivamente sí”.

“La caries debe ser entendida como una enfermedad crónica no transmisible, como la diabetes, la hipertensión y la obesidad, fuertemente ligada a estilos de vida poco saludables, partiendo por la alimentación, pero también a malos hábitos de higiene y a una inapropiada exposición a factores protectores, como el flúor. La Unidad de Cariología, junto con Odontogeriatría, de la Universidad de Talca trabaja para generar evidencia científica que aporte una visión renovada de esta enfermedad y ha propuesto nuevos pilares sobre los que se sustente la prevención y tratamiento de mínima intervención”, señaló la especialista.

Por otra parte, Paula Pino, académica del Departamento de Pediatría Estomatológica de la UTalca, destacó que “la caries en menores de 6 años es una enfermedad muy prevalente en nuestra población, que puede llegar a ser muy grave, afectando la calidad de vida. Es -en la mayoría de los casos- completamente evitable. A pesar de los esfuerzos en prevención realizados por los distintos gobiernos alrededor del mundo, su prevalencia se ha mantenido, afectando con mayor gravedad a niños más vulnerables”.

Prevención

Pino añadió al respecto que “como sociedad debemos redirigir los esfuerzos a la prevención, empoderando a la población en el auto cuidado de la salud oral, con políticas públicas orientadas a que las intervenciones comiencen desde la gestación y que los niños tengan sus controles odontológicos con profesionales capacitados antes del primer año de vida y que se extiendan en el tiempo”.

Para la académica de la UTalca, la educación universitaria de la Odontología, orientada “a los conceptos de mínima intervención y el desarrollo de políticas públicas que estén en línea con esa filosofía, parecen ser un primer paso para lograr la anhelada prevención de esta enfermedad”.

Cáncer

Existen otras condiciones mucho menos frecuentes, pero con gran impacto en la calidad de vida de una persona y su familia, como el cáncer oral y de labio, destacó el profesor Daniel Droguett, del Departamento de Estomatología UTalca.

“Este tipo de cáncer poco conocido por la población, se caracteriza por afectar a cerca de 295 personas en nuestro país, produciendo la muerte de 130 de ellos todos los años, según cifras de la OMS. Es una lesión sumamente agresiva y que puede comprometer la vida del paciente rápidamente, produciendo la muerte del 50% de las personas que lo padecen, a los cinco años de ser detectado”, comentó el académico.

El profesor de la UTalca dijo sobre esto último que los agentes causales son conocidos y por lo tanto evitables: tabaco, alcohol, radiación ultravioleta (en el cáncer de labio), “y recientemente se ha visto que el virus papiloma humano de alto riesgo está involucrado en la producción de lesiones de cáncer oral en faringe y base de lengua en personas jóvenes”.

Nuevamente, la prevención es la clave. Según Droguett, “una herida o ulcera que no sana en más de dos semanas, una mancha roja o blanca que no tiene explicación en la mucosa de la boca, un bulto o tumor en las partes blandas o en los maxilares, o incluso dificultades para mover la lengua, tragar o un desajuste de prótesis dentales de manera súbita, son signos que nos tienen que hacer consultar con el dentista”.

Ojo con la periodontitis

La segunda dolencia más frecuente –dijo el profesor de la Escuela de Odontología de la UTalca, Miguel Ángel Rojas- es la periodontitis. “Es una enfermedad crónica -no transmisible- donde el factor básico es bacteriano, al que se agregan otros de riesgo, que favorecen la progresión de esta enfermedad, como la diabetes y fumar. La OMS señala que es la sexta enfermedad más común del mundo, y es la segunda causa más frecuente de perdida de dientes”.
Por otra parte, la gingivitis es una inflamación de los tejidos alrededor y que soportan el diente, mientras que la periodontitis implica –además- una pérdida de ellos, con la consecuente caída de las piezas dentarias.

“Ambas patologías tienen tratamiento que radica en la desorganización de estas bacterias y en la promoción de la higiene oral. Así mismo la periodontitis puede dejar secuelas como es la exposición de las raíces, que se puede resolver quirúrgicamente”, explicó el académico. Y agregó que “como la periodontitis es una enfermedad crónica, requiere del control, seguimiento y mantención de los pacientes por el dentista”.

Otro problema prevalente que afecta a cerca de 49,6% de la población chilena son los trastornos temporomandibulares, antiguamente relacionado al bruxismo. “Sin embargo, se ha demostrado que una mala salud general, mala calidad de sueño, malos hábitos orales, como el uso excesivo de goma de mascar y morderse las uñas, entre otros, son los principales factores de riesgo”, dijo el profesor Álvaro González, del Departamento de Rehabilitación Bucomaxilofacial.

El profesor señaló al respecto que “dentro de los síntomas más frecuentes se encuentran, dolor mandibular durante la masticación, o apertura, llegando incluso a producir limitación de apertura, ruidos articulares y sensación de cansancio mandibular”.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: