Press "Enter" to skip to content

Expertos destacan la importancia de desarrollar el área socioemocional de los estudiantes en pandemia

Psicólogas del Proyecto de Formación Inicial Docente (FID) de la Universidad Católica del Maule, entre otros profesionales, entregaron recomendaciones para potenciar estas destrezas en estudiantes, profesores y el núcleo familiar considerando el escenario virtual escolar.

Ir al colegio, compartir con los compañeros en el recreo, los pasillos o cualquier dependencia del establecimiento educacional, son actividades que se han visto limitadas por la llegada de la pandemia del Coronavirus.

En este contexto y por las medidas sanitarias, las clases en su mayoría pasaron de ser presenciales a virtuales, siendo un detrimento para desarrollar las habilidades socioemocionales, las que son fundamentales para el ser humano.
Bárbara Letelier, psicóloga, magíster en Educación y asesora curricular del proyecto de Formación Inicial Docente (FID) de la Universidad Católica del Maule (UCM), explicó el significado de estas destrezas para las personas.

“Son todas aquellas habilidades que sirven para relacionarnos y mantener una sana convivencia con nuestro entorno social. Así como también podríamos decir que son todas aquellas habilidades que nos permiten expresarnos y reconocer emociones en otros”, aseguró.

No activar estas habilidades socioemocionales, tiene sus consecuencias en los estudiantes y su proceso formativo, lo cual es importante cuidar.

“Aunque las interacciones a través de pantallas parecían algo más natural para los más jóvenes, es claro que ellos también resienten el no estar con sus amigos e interactuar cara a cara. Si no, es cuestión de escuchar a muchos padres y madres sorprenderse de cuán felices estaban sus hijos de volver al colegio”, comentó Carla Muñoz, doctora en psicología y académica de la Escuela de Psicología de la UCM.

En esta línea agregó que “La investigación ha demostrado cuán importante resulta la interacción social en el desarrollo humano. La consecuencia de un desarrollo deficiente del área socioemocional impacta al individuo en sus relaciones con el entorno. También se ha demostrado que puede tener consecuencias a nivel de rendimiento académico”, sostuvo.

Acciones y recomendaciones

Al respecto, existen algunas acciones y recomendaciones para potenciar el área socioemocional en los estudiantes en el comienzo del semestre escolar.

“El reconocer sus propias emociones y reconocer las emociones de otros, les va a permitir gestionarlas de manera mucho más saludable y a su vez mejorar la convivencia con su entorno más cercano. Otro de los aspectos esenciales, tiene que ver con el reconocimiento de figuras significativas de apoyo. Así como también prestar apoyo a las personas que están más cerca. Sabemos que no podemos estar tan juntos como quisiéramos, pero es esencial que mantengamos los vínculos y de esa forma también aumentemos la empatía. Por último, es vital que podamos ir gestionando o desarrollando nuestra autorregulación. Esto nos permitirá mejorar nuestra gestión del tiempo y por lo tanto reducir ciertas situaciones de ansiedad en la cual nos presentamos sobre todo cuando sabemos que hay muchas más tareas por desarrollar”, aseguró Letelier.

En tanto Nancy Lepe, doctora en Psicología y coordinadora académica del Proyecto de Formación Inicial Docente (FID), también se refirió a algunas estrategias que podrían aplicar los profesores en sus clases para incentivar estas habilidades.

“Permitir en cada clase el saludo entre los estudiantes y que puedan expresar como se sienten, sin censurar lo que los niños/as y jóvenes expresen, pudiendo definir antes que se puede decir cualquier cosa menos algo grosero u ofensivo, ayuda a estos a sentirse escuchados y aceptados por sus profesores y compañeros. Promover espacios de conversación libre, aunque sea por breves minutos, colabora en la interacción de los estudiantes.

Que en algunas oportunidades el profesor se conecte unos minutos más tardes o se retiré de la sesión de los primeros facilita la libre comunicación e interacción de los niños/as y jóvenes. Acordar el día de expresar como estoy y como me siento a través de audio o en el chat, que puede ser el lunes o el viernes, mostrar imágenes que representen como están o que esperan del resto, especialmente útil con los más pequeños que pueden no saber bien como expresar con palabras como se siente, da oportunidades para escuchar y ser escuchado, permite la interacción más allá de lo académico, lo que promueve la interacción social, refuerza el vínculo del grupo y promueve habilidades socioemocionales relevantes para el logro académico y bienestar personal”, aseguró.

Núcleo familiar

La labor del entorno familiar, respecto a potenciar las habilidades socioemocionales también es fundamental. En este sentido, se entregaron algunas recomendaciones.

“Establecer rutinas sanas que nos permitan no olvidar los encuentros cara a cara con mi núcleo familiar. Por ejemplo, tratar de coincidir en la mesa a la hora de las comidas y aprovechar para saber cómo estamos. Si no es posible, buscar espacios de distensión durante la jornada y, por cierto, tratar de modelar esas conductas en nuestros niños, para que no se queden «pegados» a la pantalla”, aseguró Muñoz.

Con los más chicos, la experta agregó que se podrían buscar espacios de tareas domésticas conjuntas como regar el patio, barrer las hojas y aprovechar esas instancias para conversar y saber cómo está el otro. Otro ejemplo, para desarrollar la empatía, es una buena lectura en la noche, ya que también les ayudaría a los más pequeños a procesar emociones.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: