Press "Enter" to skip to content

¿Quién gana con la pandemia? por Alamiro Garrido Cáceres

El Ingeniero Agrónomo, Máster en Economía, Innovación y emprendimiento, además de reconocido empresario linarense, Alamiro Garrido Cáceres, analiza el actual acontecer de la Pandemia del Coronavirus, que está viviendo su peor momento en nuestro País.

Y desde luego el ámbito económico no es la excepción, todo lo contrario, es el motor para cada familia.

En este contexto Alamiro Garrido analiza; “En este nuevo escenario en el que vivimos, hemos advertido que como muchos otros, no estábamos preparados para este congelamiento de la vida cotidiana, con varios cambios de estrategia de parte del Gobierno Central, se ha resentido fuertemente el Sistema de Salud, para qué decir sobre la educación, donde no existe la capacidad tecnológica en muchos lugares para poder dar cobertura a los estudios de nuestros jóvenes, pero siguiendo en la misma línea, la Economía se ha visto profundamente dañada y deja al descubierto lo indefensos que estábamos, a pesar de la creencia del blindaje de nuestro sistema.”

De esta forma, el reconocido empresario continúa señalando; “No estábamos preparados en la parte económica, prueba de aquello es que, durante el último año, se acrecentó en nuestro país la brecha entre el segmento más rico y el más pobre, siendo el segundo país de la OCDE con estos índices, sólo detrás de México. Esta realidad se desnuda sola, al ver que las mismas familias más ricas, con la gran mayoría de las importantes empresas y retail a su haber, acrecientan su patrimonio en más del 64% durante el último año, según un estudio de Forbes, familias como Fontbona, Ponce Lerou, Paulmann, Piñera o Angelini, en el mismo periodo en que estuvimos todos bajo el yugo de esta nueva realidad.

“Es increíble ver algunas medidas que se toman desde el nivel central, que ponen todas las trabas existentes a las pequeñas y medianas empresas, a las Pymes, pero vemos Centros Comerciales y Supermercados repletos, sin mayor fiscalización. Todo lo contrario, para aquello que con visión e innovación deberíamos concientizar, como lo es un levantamiento estratégico a la economía y comercio local, darles prioridad a los locales de barrio, pues son estos, ubicados en los corazones de cada sector, quienes evitan aglomeraciones y que evitan un mayor desplazamiento de las personas hacia otros sectores de la ciudad o acumular gran cantidad de gente en un solo recinto. Urge un paquete de medidas destinadas al comercio de barrio, pero medidas que vengan a la salvaguarda, no que sigan prohibiendo más funcionalidades, como es la tónica”.

Garrido es enfático y concluye entregando datos que vienen a sustentar lo dicho; “En Chile existen aproximadamente 1.020.000 empresas, de todos los tamaños, pero de ese enorme número, cerca de 1.006.000 son emprendedores pequeños y medianos, que promueven aproximadamente el 53% del empleo; Muy por el contrario, ese restante 14.000 empresas, significan el 83% del PIB, mientras que las Pymes (ese enorme número), solamente un 17%, según datos del Ministerio de Hacienda en 2019; mientras tanto en otro ítem, también esa menor cantidad de empresas representan el 86.90% de las ventas anuales en UF, siendo $21.999.859.154, mientras que las pequeñas y medianas empresas solo reportaron ventas por $3.308.512.825, sin dudas un abismo de diferencias, lo anterior según datos anuales del 2019, entregados por Hermann Consultores. Esto nos hace reafirmar que debemos dar un impulso a la pequeña y mediana empresa, que aporta un enorme capital humano en empleo, debemos apoyar el comercio local, no solo como frase cliché, sino que, con medidas concretas, tanto en un gobierno comunal y desde luego desde el gobierno central”.

Es así como el reconocido empresario, señala una de las fórmulas, que deberían implementarse para poder hacer despegar a los emprendedores; “Soy un convencido, en que los Legisladores deben preparar proyectos que vayan en directo favorecimiento de quienes más lo necesitan, yo lo veo por los muchos emprendedores linarenses, pero claro que implementar una medida desde el Nivel Central, terminará siendo un alivio para las Pymes de todo el país, por ejemplo en cuanto al pago del 19% del IVA, según los datos que proporcioné antes, esas 14.000 enormes empresas, pues claro que deben tener esa carga impositiva y ojalá poder aumentar gradualmente al 21%, pero ese más del millón de emprendedores, creo que podría proyectarse, que de ese 19%, se desagregue en un 10% impositivo y un 9% que los incentive en empleabilidad y en activos fijos, como la infraestructura, con el fin de darles crecimiento. Esta última idea, podría generar un equilibrio socioeconómico, puesto que lo desagregado al 9% de reinversión, se recuperaría con el aumento en la imposición hacia las grandes empresas, llevando incluso a un mediano plazo a una retribución mayor a las arcas fiscales, de mantenerse los índices de venta por parte de aquel segmento. Ahora bien, hay que ver el espíritu de esta iniciativa, claramente que son los Diputados y Senadores, que deben recoger esto y poder proyectarlo de la manera que sea más idónea para el engranaje legal y tributario”.

Para finalizar, Alamiro Garrido indica que; “Con ideas o iniciativas como estas, solo buscamos crecer, generar más ingresos, desarrollo, escalar de emprendedor a Pyme, luego a mediana empresa y así acercar la brecha socioeconómica equilibrando nuestro país y tener todos claro que lo más importante es la gente, la salud, que las familias puedan alimentarse y tener sustento, empleo, levantarlos respetando todos los conductos sanitarios y así salir adelante en unidad, de esta desoladora crisis”.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: