Press "Enter" to skip to content

Mala postura al estar sentados, trabajo desde el celular o acostados son las principales causas: Aumentan las consultas médicas por cefaleas y dolencias lumbares producto del teletrabajo

Hace poco más de un año la pandemia impuso el teletrabajo en algunas actividades profesionales. Si bien esta modalidad de trabajo ha permitido que las personas sigan ejerciendo su labor sin el riesgo de contagiarse, han aumentado una serie de patologías que se pueden prevenir siguiendo algunas recomendaciones.

Todos los días, ya sea de manera presencial o por telemedicina, los especialistas de Clínica MEDS atienden decenas de consultas de pacientes afectados por dolores que se asocian al teletrabajo. Dolores de cabeza, trastornos de sueño, dolor cervical o dorsal, lumbago, tendinitis y trastornos ansiosos son algunas de las consultas más frecuentes producto de la extensión de la pandemia.

El neurólogo de Clínica MEDS, Álvaro Vidal, explicó que en los últimos meses han aumentado las consultas por migrañas y por cefaleas tensionales y cérvico-craneales, asociadas al dolor de cuello. Las migrañas, según el especialista, “están fuertemente asociadas al uso de pantallas porque la exposición a estos elementos es un potencial gatillante de crisis de dolor”. Si bien no existe una indicación sobre el tiempo adecuado de exposición a pantallas para evitar los dolores de cabeza, el neurólogo recomendó no sobrepasar las cinco o seis horas y sugiere que esta exposición sea más en la mañana, disminuya en la tarde y no se usen pantallas en la noche.

El doctor Vidal agregó que “también se ha visto un aumento en las patologías del área psiquiátrica de manera global, no necesariamente asociado al teletrabajo, sino que en general asociado a la pandemia. En esta área hemos vistos síntomas y trastornos ansiosos y depresivos, entre otros”.

El especialista de Clínica MEDS indicó que el teletrabajo también ha afectado el sueño de las personas. “Se ve una alta incidencia en cuanto a las consultas por insomnio, que está asociado al uso de pantallas; y también se han visto un aumento de una enfermedad que se llama trastorno del sueño en fase retrasada, donde las personas se están durmiendo más tarde y despertando más tarde por el uso de pantallas”.

Dolores por falta de un lugar adecuado para trabajar

En el área de traumatología, las consultas más frecuentes han sido el dolor cervical y dorsal por mala postura, y dolores lumbares asociados al aumento de peso y falta de movimiento. Por otra parte, las dolencias más consultadas en el área de mano son la epicondilitis o codo de tenista, túnel carpiano y tendinitis de muñeca o dedos.

La kinesióloga de Clínica MEDS, Carolina Jensen, aseguró que la mayoría de estas dolencias se dan porque la gente no cuenta con un buen lugar de trabajo, con una mesa y sillas adecuadas, e incluso muchos de los pacientes trabajan acostados. La especialista agregó que el dolor cervical y dorsal “siempre se asocia a la mala postura, sobre todo en la oficina, pero esto se agrava en la casa cuando no existe un lugar adecuado, pues se utiliza el comedor o sillas no apropiadas para el trabajo. A esto se agrega que por lo general en la casa se trabaja con notebook, que no permite una postura adecuada”.

Carolina Jensen recomendó que para evitar las molestias cervicales y dorsales “ojalá se pueda adecuar un espacio con un escritorio y silla ergonómica que permita tener un buen apoyo para el antebrazo, ya que eso hace descansar la columna cervical. El hecho de tener los brazos en alto aumenta la tensión en el trapecio y eso hace doler más la parte cervical”.

Por otra parte, la especialista aseguró que uno de los responsables del dolor en la zona dorsal es el notebook. “Al trabajar con estos computadores, por lo general la postura es hacia abajo, por lo que la recomendación es poner este dispositivo más en alto y dejar un teclado para que la pantalla esté a la altura de los ojos y el teclado a la altura adecuada”.

La kinesióloga de Clínica MEDS indicó además que estos dolores también se producen por no hacer deporte y estar menos erguidos, lo que propicia una postura más encorvada. “Para corregir la postura, la recomendación es juntar las escápulas poniendo los hombros hacia atrás y posicionar la cabeza alineada con la columna levando el mentón al pecho. Esto ayuda a la postura para evitar dolores dorsales y cervicales”.

Otra de las consultas más frecuentes es el dolor lumbar, que según la kinesióloga está relacionado con el reposo, especialmente en aquellas personas que antes de la pandemia realizaban actividad física y dejaron de hacerlo. “Lo que más ha llegado a la consulta es el dolor lumbar facetario, que se produce en las articulaciones de la columna y que duele más cuando está en reposo que en actividad. En estos casos la recomendación es volver a hacer actividad física, ojalá guiada, para no tener repercusiones en la columna. Además, se recomienda salir a caminar todas las mañanas en el horario de Elige Vivir Sano”, afirmó Carolina Jensen.

Atención con la posición de las manos

Los problemas como la epicondilitis, el túnel carpiano o las tendinitis de muñeca o dedos se dan, generalmente, por una postura sostenida del codo en el aire y la en una posición como si ésta fuera hacia atrás. Hay que considerar que son lesiones acumulativas, por lo tanto, al mantener la posición por más de cuatro horas ininterrumpidas predispone la aparición de estas condiciones.

“Esto se da porque no ocupamos los MousePad que tienen un apoyo para que el mouse quede a la altura de la mano y lo mismo en el teclado. Es muy importante tener una postura correcta de la mano y el antebrazo, que la muñeca no esté extendida ni al escribir ni al ocupar el mouse y, sobre todo, tener el antebrazo apoyado. Lo ideal es tener un apoyo codo y que éste quede en 90 grados, y ahí se genere el apoyo”, recomendó la kinesióloga de Clínica MEDS.

La especialista explicó que “la epicondilitis es una degeneración en la cara lateral del codo y se da por tenerel codo mucho tiempo en extensión o por realizar movimientos repetitivos de la muñeca; mientras que la tendinitis en la muñeca es una inflamación del tendón que se origina, generalmente, por el sobre uso, tanto en flexión como en extensión, pero lo normal es que se dé más en extensión por las malas posturas en el teletrabajo”.

Por otra parte, la dolencia en el túnel carpiano es un atrapamiento que ocurre en el nervio mediano y de los tendones flexores de muñeca que por su sobre uso se comprimen al cruzar la muñeca y pueden generar adormecimiento de la mano, pérdida de fuerza de agarre, enrojecimiento, o cambios de temperatura en los casos más severos. “Para evitar que se produzcan estas disfunciones es importante realizar ejercicios de elongación y movilización que son los movimientos típicos de pausa activa”, aseguró la especialista.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: