Press "Enter" to skip to content

Columna de Opinión. ¿Por qué el 80% de la población dice votará apruebo en el plebiscito?

Han pasado 10 meses desde la consulta municipal, en la que el apruebo obtuviera un 91%. Han pasado campañas millonarias por el rechazo, tanto en televisión, como en prensa escrita y especialmente internet.

Videos por el rechazo, publicidad en youtube por el rechazo, insertos en las páginas web más visitadas. Según el Servel un 89% de los aportes económicos para el plebiscito fue a parar a la campaña del rechazo. Los partidos de gobierno están en su mayoría jugados por el rechazo. Ha pasado una pandemia y han surgido múltiples dificultades para votar este 25 de octubre. Las chilenas en el extranjero no podrán votar porque el gobierno decidió prohibir el voto postal. Muchos trabajadores que trabajan presencialmente el domingo 25 están teniendo problemas para pedir permisos a sus jefes-que por razones obvias prefieres que estos no voten en el plebiscito-. Aún no hay noticias sobre el transporte público gratuito durante el día de la votación.

Tras todas estas dificultades, ¿qué dicen las encuestas sobre la opción apruebo para el próximo domingo? La mayoría concuerda que el resultado estará cerca de un 80-20. Es decir, prácticamente el mismo que se observó en diciembre pasado, post estallido social. ¿Cuál es la razón por la que, a pesar de la campaña del terror, a pesar de la pandemia, a pesar de la desigual propaganda la gente siga entusiasmada con votar apruebo? ¿Por qué no ha disminuido la necesidad de cambiar la constitución? ¿por qué a pesar de que los líderes políticos de ciertos sectores votan rechazo, sus seguidores votarán apruebo?

La principal razón para ello es la cantidad de cambios que no son posibles, debido a la actual Constitución. No son 2 ni 3, son decenas. Muchos de esos cambios no logrados, se intentaron justamente durante los últimos 10 meses. He aquí un pequeño resumen de adelante para atrás:
1. Proyecto de ley de educación sexual integral (ESI): Este proyecto, defendido por científicos, psicólogas y profesores, declarado fundamental para mejorar la salud mental en la infancia y adolescencia, disminuir los abusos y aumentar los niveles de auto conocimiento de las nuevas generaciones, obtuvo mayoría absoluta en la cámara de diputados- 71 diputados votaron a favor, 67 en contra y 2 abstenciones- sin embargo fue rechazado, puesto que la actual constitución considera que esto es una ley orgánica constitucional, por lo que requiere un quórum más alto para poder ser cambiada. Así, el proyecto de ley quedó archivado hasta nuevo aviso.

  1. Fondo Colectivo de Pensiones: Durante la discusión del retiro del 10%, economistas de diferentes sectores, más la totalidad de las organizaciones sociales, reunidas en la mesa de unidad social propusieron a la opinión pública un Fondo Colectivo de Pensiones que complementaran las pensiones privadas entregadas por las AFP. El proyecto de ley obtuvo una amplia mayoría de votos en el congreso-89 votos de 150, es decir un 57%-sin embargo, fue rechazado, nuevamente, debido a que la actual constitución requiere un quorum especial para crear un organismo como este. Resultado: a pesar del consenso social al respecto el proyecto fue archivado hasta nuevo aviso.

  2. Proyecto de voto obligatorio: Hace varios años los expertos han advertido que es necesario, para la legitimidad democrática, que los porcentajes de participación aumenten sustantivamente en las elecciones. Además, han alertado sobre las notorias diferencias en los niveles de participación entre las comunas de mayor y menor ingresos económicos del país. Mientras en Vitacura hubo un 73% de participación en las elecciones de 2017, en La Pintana, esta fue de un 37%, exactamente la mitad. Se presentaron estudios sobre los beneficios sociales de restaurar el voto obligatorio, el congreso mayoritariamente votó a favor de su reinstalación, al igual como la inmensa mayoría de la población en la consulta ciudadana municipal. Nuevamente, dado que la actual constitución establece un quorum especial para cambiar el status del voto, el proyecto fue rechazado y archivado hasta nuevo aviso.

  3. Ley de cuarenta horas semanales: Mucha gente cree que la nueva jornada laboral ya está aprobada, sin embargo, esto no es así. ¿La razón? El proyecto fue aprobado en la cámara de diputados, sin embargo, hay dos trabas constitucionales que tienen trabada la ejecución de la ley. Por un lado, la actual constitución establece que cada proyecto de ley debe pasar por dos cámaras, una baja y un alta, por lo que los tiempos para provocar estos cambios sociales son lo suficientemente largos como para que aparezcan nuevos temas que vayan dejando de lado el anterior. Por otro lado, la constitución establece que es el ejecutivo el que maneja las urgencias de los proyectos de ley. Así, desde que fue aprobado en la cámara el proyecto de las 40 horas, ha habido más de 10 proyectos de ley presentados por el gobierno como de suma urgencia, lo que ha tornado imposible terminar de aprobar el proyecto de ley en el Senado. Una de las reformas que se propone, desde los constitucionalistas es la existencia de un solo congreso que permita agilizar los avances legales.

  4. Rebaja de sueldos a parlamentarios: Hace años se viene planteando la necesidad de rebajar los sueldos de los cargos públicos en Chile, para hacerlos más acordes a los estándares internacionales. La propuesta consistía en rebajar la dieta en un 50%, para lo cuál se propuso que fuera la Alta Dirección Pública quien estableciera este monto. Se presentó el proyecto en el congreso, el cuál fue votado a favor por 91 diputados y en contra por 59. ¿Quiere decir entonces que fue aprobado? No, pues se requería un quorum de 2/3. Para poder legar a ese quorum en el Senado, el proyecto sufrió múltiples ajustes y la rebaja pasó de un 50% de la propuesta original, a un 20%. Así Chile se mantiene como uno de los países con mayor desigualdad entre los ingresos de la población y los de sus representantes.

Así como estos cinco ejemplos, existen decenas: la reforma de fortalecimiento de la educación pública, el postnatal de emergencia durante la pandemia, los proyectos de ley para regular los precios de los remedios y una larga lista de etcéteras.
Todo esto antes de la era de las redes sociales era tema de una minoría, pero ahora la mayoría de la población lo sabe. Una persona puede buscar en Google. “Proyectos de ley inconstitucionales en Chile”, y se encontrará con decenas de ellos, por lo que, es perfectamente lógico, que para alguien considera que los cambios son “tantos que no sé qué pedir”, comenzar por reemplazar aquella camisa de fuerza que los impide, es el primer y más urgente paso.

Juan José Saldías Videla
Ingeniero Civil, Linares

Un comentario

  1. test test 19 octubre, 2020

    La gente va a votar por el apruebo por PLATA, así de simple, creen que «algo les caerá», ya sea salud, educación o vivienda gratis, nada mas, por eso la gente vota apruebo, votar rechazo significa que todo sigue igual y votar apruebo significa lo mismo, sólo que la gente (en su estupidez típica) no lo sabe. Creen que algo va a cambiar, ¿cómo podría ser así si los que van a hacer la constitución son los mismos políticos de siempre? se va a gastar 2 años y millones de dólares en hacer una constitución nueva donde todo va a seguir igual, a nadie le va a llegar las cosas gratis (como todos creen), la desigualdad no va a bajar, porque ella viene de la flojera de los pobres, no de la constitución. Chile va a retroceder 10 años y en 5 años mas, cuando se mire hacia atrás, todos los tarados que votaron apruebo se van a dar cuenta que nada cambió, los pobres siguen siendo pobres porque son ignorantes y flojos y viven endeudándose y los ricos seguirán siendo ricos porque sólo la plata y el trabajo generan riqueza. Una gran farra, eso es este plebiscito, pero como dijo el coco legrand acerca de Chile = «para qué hacer las cosas bien, si se pueden hacer como el reverendo culo»

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: