Press "Enter" to skip to content

Familia en Duelo: El grupo de autoayuda que la UCM ofrece para quienes perdieron un hijo

Un acompañamiento gratuito durante el duelo es lo que realiza este grupo de autoayuda liderado desde la Escuela de Psicología de la Universidad Católica del Maule, en el que participan estudiantes, académicos y egresados voluntarios de la carrera.

Está abierto a recibir más personas y los interesados pueden contactarse a grupofed@ucm.cl.

La pérdida de un hijo es una de las situaciones más complejas por las que puede atravesar una persona. Para apoyar a quienes están viviendo o han vivido esa lamentable experiencia, la Escuela de Psicología de la Universidad Católica del Maule (UCM) creó desde hace tres años el grupo de autoayuda Familia en Duelo (FED) y que actualmente está abierto a acoger más personas.

En momentos de pandemia, cuando la muerte ha estado más presente que lo habitual, el duelo puede hacerse menos llevadero. Carolina Daneck, académica de la Escuela de Psicología de la UCM y quien lidera el FED afirmó que “estamos abiertos a quien lo necesite. Hoy no se habla tanto de padres sino de cuidadores y en eso involucramos a mucha más gente. Actualmente contamos con padres, madres, también hemos recibido abuelas, tías y primos”, expresó.

Reuniones no presenciales

Debido a la crisis sanitaria, FED UCM, se reúne de forma virtual o telefónica, proceso en el que los estudiantes de último año de la carrera de Psicología y egresados son claves. “La teoría nos dice que hay periodos exactos por los cuales uno debe ir avanzando en un proceso de duelo. Ese avance está marcado por ciertas acciones y pensamientos y cuando no ocurre, estamos ante un duelo patológico. Sin embargo, para nosotros acompañar no tiene temporalidad, esta depende de cada madre, cada padre y cada cuidador”, explicó Daneck.

Respecto a la dinámica de este grupo, la académica añadió que “nos preocupamos que puedan expresar la emocionalidad asociada a la pérdida porque socialmente el acompañar a otro implica pedirle que no llore, que no sufra, que esté tranquilo; pero el sufrimiento es inevitable y es algo que acompaña este sentir”, afirmó.

En ese sentido, la participación también es flexible y depende de las necesidades de cada persona. “Hemos aprendido mucho desde los padres, de los momentos de rabia, de pena, de alegría y de cómo van resignificando, entendido o aceptando, pero no olvidando lo sucedido”, puntualizó.

Los interesados puede obtener más información o sumarse a la agrupación a través del correo electrónico grupofed@ucm.cl

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: