Press "Enter" to skip to content

Longaví: Vecinos y defensores del bosque nativo de Los Laureles presenta recurso de protección contra Bienes Nacionales

Preocupación en la comunidad precordillerana  de Los Laureles, Longaví,  por el inminente remate de tierras y sede social por parte de Bienes Nacionales.

Más de un centenar de vecinos, representados por el movimiento ambientalista y social de la zona, presentaron un recurso de protección contra el Ministerio de Bienes Nacionales, por el remate de su sede vecinal y bosques nativos de la zona, que sería ocupados para fines agrícolas. Juan Durán, representante de la comunidad, conversó con el diario electrónico, para dar a conocer sus demandas y lo que para ellos resulta poco habitual que de la noche a la mañana, el uso de cambio de suelos, pasó de ser forestal a uso de suelo agrícola, con el objeto de ser rematadas las tierras, dónde la comunidad ecológica pretende conservar para fines medioambientales y turísticos,

“Estamos conformados como agrupación, el movimiento Los Laureles, que busca impedir los remates, y el día lunes pasado interpusimos un recurso de protección contra Bienes Nacionales, solicitando la detención de los remates, con la intención que nuestra sede vecinal pasa a manos de la junta de vecinos en una concesión a 50 años, también es nuestro deseo detener este remate, hay vecinos históricos que podrían ser desalojados, y nos preocupa mucho esta situación porque  hasta el momento ni la Municipalidad de Longaví, y ningún organismo se ha hecho como cargo de este problema que es crucial para nosotros”. Agregando que la mayor preocupación es la venta de bosques nativos, “Aquí se quieren vender bosques nativos con propósitos agrícolas, nuestro abogado Fernando Astudillo, quien es presidente de la izquierda cristiana, él estima claramente que el remate es ilegal, porque no cuenta con varios procedimientos que se ignoraron, como cambios de uso de suelo que no están claro”.

El representante del movimiento social, señaló que es lo que sucedería con los remates si se hacen realidad, “Estamos hablando de un trabajo cartográfico que se realizó, con datos de Conaf, los Laureles está inmerso en lo que sería el último bosque nativo de Longaví, este es un bosque único ya que esta se encuentra en una planicie, y cuenta con una diversidad de bosques, que lo hace tan especial, y no se da en la región del Maule, porque es una zona de transición donde pasamos de un bosque de la zona central a un bosque valdiviano, como en el sur, entonces en el bosque de los laureles encuentran especies y faunas muy diversas, y es muy rico en aves”.

Finalmente, el dirigente social, señaló que los Laureles es una comunidad bastante postergada, que no tiene servicios básicos, “Nuestros habitantes históricos viven igual que hace 50 años, sin luz ni agua, solo agua de esteros, sin electricidad y con caminos con cero mantención, hemos tenido peleas por décadas por mejorar por lo menos el acceso a sector”.  Agregando que “no queremos un camino asfaltado, solo queremos que nos arreglen nuestro camino a nuestra comunidad, ya que  es desastroso, como un rally en el invierno, y en el verano una polvareda, y la junta de vecinos es un ente que está funcionando y entregando ayuda a las personas de tercera edad que son muchas, por eso queremos impedir este remate que afecta la labor social de nuestra comunidad”.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: