Press "Enter" to skip to content

Padece dolores crónicos: Corte Suprema acogió recurso de amparo de abogados defensores de usuario de cannabis medicinal y revocó su prisión preventiva

Defensora de primeras audiencias de Talca y jefe de unidad de Corte de la Defensoría Nacional trabajaron junto a Fundación Daya en el caso de un joven psicólogo que pasó 17 días privado de libertad.

Un importante trabajo en equipo desarrollaron la defensora penal pública de primeras audiencias de Talca, Paz Díaz, y el jefe de la Unidad de Corte de la Defensoría Nacional, Claudio Fierro, quienes presentaron un recurso de amparo ante la Corte Suprema solicitando revocar la prisión preventiva de un psicólogo talquino, usuario medicinal de cannabis, quien fue acusado de microtráfico y cultivo.

El alegato estuvo a cargo del abogado Claudio Fierro y fue presentado ante la segunda Sala de la Corte Suprema, la cual acogió por unanimidad la solicitud de la defensa, revocando la medida cautelar y modificándola por arresto domiciliario nocturno mientras dure la investigación, establecida en 60 días.

A juicio de la Segunda Sala del máximo tribunal, integrada por los Ministros Manuel Valderrama, Jorge Dahm, Leopoldo Llanos y los abogados integrantes Diego Munita y Ricardo Abuauad, “de la revisión de los antecedentes, aparece de manifiesto que el amparado sufre diversas patologías crónicas (…), no existen elementos probatorios relativos a la comercialización de las sustancias que le fueron incautadas al recurrente”.

Para la defensora pública, Paz Díaz, es un importante paso para alegar la inocencia del imputado. “Al decretarse la prisión preventiva el día 2 de marzo pasado, comenzamos con Claudio Fierro y Fundación Daya a recopilar certificados médicos, peritajes sociales para acreditar el arraigo familiar y laboral del imputado, junto con la recomendación médica del uso de cannabis para tratar su lumbalgia crónica y glaucoma traumático. Con dichos antecedentes presenté un recurso ante la Corte de Apelaciones de Talca, el cual se rechazó en cuanto a forma, sin abordar el sustento fáctico del mismo”, señaló Díaz, quien asistió al joven profesional S.A.H.P. desde su detención.

“Por ello trabajamos en el amparo ante la Corte Suprema, pues estimamos que no hay antecedentes para acreditar el delito de microtráfico, dado que no hay indicios de comercialización o del uso para terceras personas. El consumo que hace el imputado es para uso personal y próximo en el tiempo para paliar sus dolencias y patologías”, agregó la abogada.

LOS HECHOS

El caso se remonta al 1 de marzo del 2021, cuando efectivos de la Brigada Antinarcóticos de la Policía de Investigaciones de Talca acudieron al domicilio de S.A.H.P., tras la denuncia de un vecino, para incautar tres plantas de cannabis y lo que había cultivado para su tratamiento. Junto con eso, el joven psicólogo fue detenido y pasó 17 días en prisión preventiva, hasta que se logró revertir la medida cautelar.

Los defensores penales públicos presentaron tanto a la Corte de Apelaciones de Talca, como a la Corte Suprema, informes médicos que acreditaron la necesidad de prescribir el uso de cannabis medicinal para autocultivo, para tratar los dolores crónicos persistentes del paciente. Así también, Fundación Daya certificó la evidencia científica que avala la efectividad y seguridad de los tratamientos con cannabis, lo que finalmente fue acogido por la Segunda Sala de Corte Suprema.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: