Press "Enter" to skip to content

Internos del Penal de Talca aprovechan el tiempo de pandemia para reciclar plásticos

La pandemia ha tenido casi sin visitas a la población penal, desde el año pasado, y ocupar el tiempo libre resulta vital. Por lo que desde junio del año pasado se dieron a la tarea de reciclar para aprovechar el tiempo.

El centro de Cumplimiento Penitenciario (CCP) de Talca, tiene una población penal actual de 657 internos, es el recinto penal del Maule con mayor cantidad de internos de la región, por lo que, una iniciativa de reciclaje como la que se está realizando, puede ser de alto impacto desde el punto de vista medio ambiental.

Al respecto el Jefe del Penal de Talca, Coronel Alberto Jara San Martín, comenta “Esta iniciativa, comenzó el año pasado en el mes de junio, como una forma de mantener con actividades a la población penal, la que se sumó a otras que se realizan como parte de su reinserción social, y tuvo muy buena recepción entre nuestros usuarios del sistema. Recordemos, que el año pasado prácticamente estuvieron todo el año sin visitas, y estas actividades les ayudan a llevar de mejor forma la pandemia”.

El encargado de ejecutar esta iniciativa es el profesor de educación física Ramón Roca, quien explica que para esta iniciativa, se realizó un convenio con la empresa talquina Plásticos Vergara, quienes reciben el plástico recolectado por los internos.

El plan piloto comenzó con los privados de libertad que participan del programa de reinserción social del Ministerio del Interior, quienes físicamente se ubican en el módulo 2 del penal de Talca. Y actualmente se están sumando internos de otros módulos, quienes se han entusiasmado con esta cruzada ambiental, que los hace sentir que están aportando a la sociedad.

En términos logísticos, la empresa provee al CCP de Talca de «sacas» para la recolección y almacenamiento de las botellas y luego ellos mismos se encargan de realizar el retiro desde el penal.

Finalmente, desde el recinto penal informaron que a la fecha, se ha reciclado aproximadamente entre 300 y 350 kilos de botellas, lo que debiera suponer un impacto positivo desde el punto de vista ecológico.

Se proyecta, según señalaron desde Gendarmería, que la idea es que esta iniciativa vaya creciendo cada día, y se pueda a futuro implementar más procesos del reciclaje al interior de la Unidad, con lo cual se ayuda al medio ambiente y a la reinserción social.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: