Press "Enter" to skip to content

Con inseminación artificial usuarios de Indap mejoran la raza de sus planteles

Asesores técnicos, profesionales de INDAP e inseminadores, participaron en la jornada de evaluación del Programa de Mejoramiento Genético Bovino impulsado por INDAP con la colaboración del Centro Nacional de Inseminación Artificial, Capacitación y Entrenamiento en Reproducción y Manejo Animal- CENEREMA- de la U. Austral de Chile.

Marisa Calvetti, jefa de fomento de INDAP, indicó que esta etapa del programa se ha desarrollado durante 24 meses en el Maule, finaliza en mayo, a través de una licitación pública en que el servicio fue adjudicado a CENEREMA de la U. Austral. La iniciativa explicó la profesional, busca contribuir al mejoramiento de la calidad del ganado bovino de los pequeños agricultores a través de la inseminación.

Para ello INDAP ha trabajado junto a CENEREMA quien se ha encargado de habilitar postas de inseminación, realizar la sincronización de celo, dotar de material genético y capacitar a los pequeños productores y sus equipos técnicos y monitorear los resultados de la intervención.
Luis Carter, director de CENEREMA, señaló que a través del convenio se lograron establecer 23 postas de inseminación en diferentes puntos de la región y que pese a las restricciones que ha impuesto la pandemia, se logró realizar las jornadas de capacitación establecidas en el programa, los días de campo y reuniones de coordinación programadas.
El programa ofrece un catálogo de 8 razas de toros para diferentes propósitos, destinadas a leche, carne y doble propósito, además se logró agregar también la raza jersey, principalmente orientada a la producción de leche.

Se establecieron unidades demostrativas en las comunas de Curepto, Pelarco, San Clemente y Chanco. Además se realizó el seguimiento de los datos de 42 pequeños productores de 9 de las 11 agencias de área de INDAP del Maule.
En cuanto a los datos de preñez alcanzados a través de la inseminación artificial, los datos a la fecha arrojan resultados que alcanzan el 64% de los casos monitoreados.

Luis Carter señaló que pese a la importancia y los beneficios de la inseminación artificial, este método no es para todos los agricultores, ya que depende del tipo de unidad productiva que posea y de lo cada uno de ellos pretenden alcanzar con su rebaño. Además, se trata de una herramienta que es lenta de adoptar por parte de los productores, pero la inseminación les ofrece material genético de toros de calidad a un bajo costo.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: