Press "Enter" to skip to content

Contraloría investigará posible falta a la probidad de Gobernadora Regional electa

Cristina Bravo, tras renunciar a su cargo como CORE en noviembre de 2020, siguió recibiendo sueldo como funcionaria de la Municipalidad de Curicó, incluso en periodo de elecciones.

El pasado domingo 13 de junio se llevaron a cabo las elecciones a gobernador regional, instancia que le entregó el triunfo a la candidata de la Unidad Constituyente, Cristina Bravo. Pese al triunfo, la representante de la Democracia Cristiana deberá enfrentar un proceso de investigación, ya que la Contraloría General de la República solicitó un informe a la Municipalidad de Curicó para aclarar su lazo laboral con la autoridad.

En el documento se indica que la Gobernadora Regional electa prestó sus servicios como Trabajadora Social desde junio de 2018 hasta abril de 2021, periodo donde igualmente desarrolló su labor como Consejera Regional

Frente a esto, la Contraloría investigará una posible falta a la probidad de e incumplimiento de funciones de Cristina Bravo, quien tras renunciar a su cargo como CORE en noviembre de 2020, siguió recibiendo sueldo como funcionaria de la Municipalidad de Curicó, incluso en periodo de elecciones, según indica el portal Transparencia Activa.

De esta forma, se busca aclarar el vínculo entre las partes, analizando la concordancia de sus horarios y sus labores realizadas, tanto como funcionaria del municipio curicano, como su rol de Consejera Regional.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: