Free Porn
16 C
Linares
miércoles, junio 12, 2024
InicioOpiniónColumna de Opinión: Paga Moya

Columna de Opinión: Paga Moya

Fecha:

Otras noticias

En medio de accidentes constantes, las decisiones para contener y disminuir tales eventos no han sido precisamente guiados por la prudencia ni la evidencia.

Por Carla Alegría, Cientísta Político y Felipe Saravia, Arquitecto 

Recientemente, en la ciudad de Linares se manifestó una solución desde la administración del municipio actual para complacer a una parte de la ciudadanía con un gesto que parecía benigno y se convirtió en un dolor de cabeza para todos.

Curiosamente un día viernes en la tarde se inició la instalación de resaltos en Avenida Leon Bustos y Circunvalación Norte con material improvisado sin la pintura ni la señalética normada por Vialidad.

Estos resaltos, colocados de manera informal y al parecer sin el debido análisis técnico, se convirtieron rápidamente en puntos de peligro. Si bien lograron disuadir el exceso de velocidad, también provocaron una serie de accidentes que dejaron heridos y vehículos dañados a su paso. Usted se preguntará quién paga dichos daños.

En este punto, debemos subrayar la importancia de la planificación urbana basada en datos y evidencia. La seguridad vial no puede ser un tema tratado con ligereza o improvisación. Requiere un enfoque serio y profesional que considere todos los factores relevantes, desde la velocidad del tráfico hasta la visibilidad y la topografía de las calles. Además, por si fuera poco esta medida no contaba con los permisos correspondientes para ejecutarse. Dejando entrever un dejo de desconfianza hacia la administración municipal actual.

No podemos desconocer que si bien es de esperar que el municipio favorezca el ordenamiento territorial, las necesidades de las comunidades en general saturan los recursos disponibles del mismo. Por lo mismo, la mayor lección en cuanto a esta situación en particular refiere a priorizar la seguridad vial con mayor compromiso, sostenido con la seguridad y el bienestar de todos los ciudadanos.

Resulta difícil volver a confiar cuando una seguidilla de decisiones populistas en el último tiempo dejan entrever que las acciones de la administración municipal actual en Linares parece ser una desesperada puesta en escena de desaciertos. Y como dice el dicho popular “Paga Moya” para señalar que finalmente ante estos errores nadie se hace responsable y nadie paga por tales daños materiales y a la salud mental de la comunidad debido a estos cambios viales. ¿Será que el adiós a los resaltos de Avenida Leon Bustos y de la Circunvalación Norte son un adiós a la confianza en Linares o un empuje para comprometernos más en la fiscalización hacia las acciones municipales?

Anunciospot_img

Lo último