Press "Enter" to skip to content

Impacto del eclipse en centrales fotovoltaicas y generación energética

La disminución de irradiación solar, aunque breve, afectó a todas las centrales fotovoltaicas del país, según informe del Coordinador Eléctrico Nacional, por lo que en la región del Maule y gran parte del país, la menor producción solar fue sustituida preferentemente con recursos hídricos.

Recientemente los chilenos tuvimos la dicha de vivir un nuevo eclipse solar, fenómeno que si bien es natural, y se puede apreciar año a año en diversos puntos del planeta, no deja de causar asombro en la comunidad y el de este 14 de diciembre no fue la excepción, ya que se produjo a mediodía, cuando el sol iluminaba con toda su fuerza.

Aunque la cobertura total, que se registró en algunas comunas de la Araucanía por un poco más de 2 minutos, no solo significó que el día se transformara en noche en cosa de segundos, sino que también, desde el punto de vista energético este fenómeno impactó a todas las centrales fotovoltaicas del país, afectando la generación energética de Chile.

El eclipse comenzó a apreciarse

aproximadamente de las 11:30 horas, y la umbra total se alcanzó a las 13:01 horas. Esta tuvo una extensión de alrededor de 110 kilómetros y se desplazó en dirección sureste, abarcando desde Isla Mocha (región del Biobío) hasta Liquiñe (región de Los Ríos). Sin embargo, la disminución de irradiación solar afectó a todo el territorio nacional y, por ende, al aporte de las plantas de generación fotovoltaica. En la Región del Maule se estimó en que este fenómeno se apreció en un 87%.

El Coordinador Eléctrico Nacional (CEN) organismo técnico e independiente, encargado de la coordinación de la operación del conjunto de instalaciones del Sistema Eléctrico Nacional que operen interconectadas entre sí, estimó que la disminución energética del país llegó a los 1.600 MW de caída en la generación fotovoltaica. Esto representó, por ejemplo, que aproximadamente el 75% del consumo de la Región Metropolitana fuese sustituida por fuentes hídricas y térmicas por parte del CEN.

En la región del Maule, si bien el total de la capacidad instalada operando es de 67 MW en sistemas fotovoltaicos, destacando que se ha incrementado su participación, del 2019 al 2020, en un 5% en la matriz energética regional (con una tendencia clara a seguir aumentando para los próximos años), y que la principal fuente energética es hídrica (con un 90%), la disminución en la generación de energía, a través de estos sistemas fotovoltaicos debido al eclipse, no pasó desapercibida en la región.

Es así como de acuerdo con el CEN al momento del eclipse se presentó a nivel nacional una baja en la generación de energía solar sobre 1000 MWh y un aumento de la generación hídrica cercana a los 1000 MWh y de la energía térmica de 400 MWh aproximadamente con respecto a la misma hora del día posterior al eclipse (15 de diciembre).

Sin embargo, los análisis realizados concluyeron que no era necesario incorporar reservas adicionales a las habitualmente contempladas en el programa de generación. La menor producción solar, como ya se señaló, fue sustituida preferentemente con recursos hídricos, considerándose un uso estratégico de agua embalsada para mantener reserva suficiente y disponibilidad de generación flexible, para tomar carga ante la menor generación fotovoltaica durante el eclipse. Destinándose, una cifra no significativa de aproximadamente de 500 MW promedio durante las horas de mayor incidencia del eclipse en el país. Además, se limitó la autorización de los permisos programados de desconexiones e intervenciones en el sistema, para efectos de mantener disponibles la mayor cantidad de recursos de generación y transmisión.

El próximo eclipse solar en Chile será el 2021 en el territorio antártico, el cual está previsto para el próximo 4 de diciembre y tendrá una duración total de un minuto y 54 segundos.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: