Press "Enter" to skip to content

SAG y Carabineros fiscalizan cumplimiento a la Ley de Caza

Una serie de fiscalizaciones para verificar el cumplimiento de la Ley de Caza, está realizando el SAG en la región del Maule, específicamente en la provincia de Linares.

Sectores como Huapi Alto y Rincón de Achibueno han sido visitados por funcionarios del Servicio Agrícola y Ganadero en conjunto con Carabineros de la primera Comisaría de Linares.

Si bien, la actividad de caza está permitida, se busca relevar la importancia de cumplir con la
normativa vigente y respetar las condiciones que están establecidas para poder realizarla.

“La recomendación del SAG, para poder realizar esta actividad es que las personas cuenten con el respectivo permiso de caza, el cual puede ser solicitado, previo examen de
conocimiento sobre la ley y su reglamento, en cualquier oficina SAG del país, de forma
presencial o remota”, así lo señaló el director regional del SAG en el Maule, Fernando
Pinochet.

En este sentido, el Servicio cuenta con atención presencial en cada una de sus oficinas, y también a través de medios electrónicos en la cuenta m. contacto.maule@sag.gob.cl, donde se
pueden solicitar horas para rendir la prueba de requisito y consultar información relativa a
esta actividad.

El directivo señaló también que “el Servicio como entidad fiscalizadora de la Ley 19.473 o Ley de Caza, como comúnmente se le denomina, realiza regularmente este tipo de actividades tendientes a velar por el fiel cumplimiento de la legislación vigente. Por lo mismo, es muy importante que las personas estén en conocimiento que funcionarios del SAG continuarán ejecutando estas acciones en este y otros sectores de la pre cordillera de Linares”.

Cabe destacar que, “estos operativos conjuntos se enmarcan en los acuerdos de cooperación
mutua, acordados entre la Prefectura Provincial Linares de Carabineros de Chile y la Oficina SAG de dicha provincia”, destacó.

La recomendación general del SAG es no efectuar actividades de caza deportiva en condiciones de pandemia puesto que no es una actividad esencial y existe un cierto riesgo al realizarse entre grupos de personas. “El llamado siempre es a cumplir con las medidas sanitarias y el Plan Paso a Paso establecido por las autoridades de Salud; lo que quiere decir que, el cazador debe contar con el permiso de caza que otorga el SAG, así como también con el permiso expreso del dueño del predio y los permisos para el uso de armas, si así lo requiere”, así lo aseguró el director del Servicio.

Según lo mencionado, significa que cada cazador tiene la responsabilidad
de cazar el número de piezas y de especies que están permitidas en la temporada de caza, de
acuerdo al reglamento vigente de la actual normativa.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: